Un Sitio Popular Para La Mujer Moderna, Lo Que Ayudar√° A Cualquier Mujer Sovoyu Cambiar La Vida Para Mejor

Mujer y depresion

El testimonio del Dr. Ferdinando Pellegrino, especializado en psiquiatría, que nos informa sobre la correlación entre el género femenino y la depresión.

Mujer y depresion

El caso

"Cuarenta a√Īos de matrimonio, eso es suficiente. No puedo soportarlo m√°s, no quiero volver a verlo, cuarenta a√Īos de abuso y violencia, nunca me trataste como a una esposa, quiero alejarme de √©l ".

Antonia tiene sesenta a√ĪosLe√≠ en sus ojos la desesperaci√≥n de quienes se dan cuenta de una dura realidad, de quienes se despiertan despu√©s de un largo letargo atormentador. Intento mover el discurso sobre los ni√Īos, pero alimento a√ļn m√°s la desesperaci√≥n: "De mis cinco hijos solo uno est√° bien, tiene un hijo, vive cerca de mi casa y a menudo viene a verme. Los dem√°s son un verdadero desastre, no s√© c√≥mo no pensar en ello". uno es un adicto a las drogas, otro ha dejado su hogar desde los 20 a√Īos y quiz√°s vive en los Pa√≠ses Bajos ". Comienza a llorar, me mira y se disculpa, luego agrega: "No s√© por qu√© vivo y por qu√© todav√≠a quiero vivir, me encantar√≠a ser un poco m√°s sereno".

Facebook puede entender si est√°s deprimido

Antonia hab√≠a venido por un trastorno de ansiedad, tuvo la sensaci√≥n de sofocarse, de tener el coraz√≥n en la garganta y tanta fatiga. Me diagnosticaron depresi√≥n, prescrib√≠ terapia con antidepresivos y ansiol√≠ticos y recomend√© un curso de terapia de infusi√≥n, como placebo. Antonia ha estado tomando drogas durante unos 3 a√Īos, gracias a lo cual puede obtener per√≠odos m√°s o menos largos de Compensaci√≥n cl√≠nica y bienestar relativo..

La depresión

La experiencia depresiva es. devastador y tiene ra√≠ces profundas en la vida de una persona, en su historia, en sus relaciones familiares y sociales; Afecta m√°s a las mujeres., quiz√°s por razones biol√≥gicas, psicol√≥gicas y culturales. Biol√≥gicamente, la mujer parece m√°s sensible a las variaciones hormonales, desde la menarquia hasta la menopausia; estas variaciones van acompa√Īadas de una mayor vulnerabilidad hacia la experiencia depresiva: en las etapas premenstruales puede tener s√≠ntomas que se superponen por completo en cuadros depresivos reales, a veces lo suficientemente graves como para requerir tratamiento farmacol√≥gico, como en la menopausia. Lo mismo sucede en el posparto, donde puede surgir una depresi√≥n extremadamente severa. No conocemos las relaciones entre depresi√≥n y biolog√≠a femenina, podemos imaginar su complejidad y creer que en la pr√°ctica cl√≠nica estas relaciones siempre deben ser consideradas. Incluso psicol√≥gicamente la mujer aparece m√°s. vulnerable a la depresi√≥n, tiende a ser emocionalmente m√°s d√©bil, m√°s "sensible a los eventos externos", m√°s dependiente, m√°s necesitado de protecci√≥n y afecto; presenta uno mas extraversion En comparaci√≥n con los hombres: quiere que lo tranquilicen, tiende a planificar su vida poniendo primero las necesidades de los dem√°s, tiene menos autoestima. Estos aspectos, combinados con factores sociales, hacen que sean necesarias otras consideraciones.

consideraciones

A menudo para la mujer hombre Se convierte en la m√°xima fuente de prestigio, una Yo vicario que a veces se arriesga a suplantar al verdadero yo, comprometi√©ndose, a veces seriamente, la autonom√≠a de la asignatura. Por el contrario, el orgullo de un hombre se basa m√°s a menudo en su carrera profesional y sus logros personales. Seg√ļn algunas estad√≠sticas, m√°s hombres se suicidan debido a la p√©rdida de un negocio (o poder pol√≠tico) que a la p√©rdida de una esposa o un hijo. No porque el amor por los hijos o el c√≥nyuge sea menor, sino porque al perder el negocio pierden la seguridad, el prestigio, la confianza en s√≠ mismos, la autoestima que la mujer pone en sus m√°s afectuosos afectos.

Por supuesto que hoy estamos presenciando uno. cambio; la cultura está cambiando y evolucionando constantemente y las mujeres ocupan cada vez más roles de prestigio y cargos directivos. Los problemas de la doble papel, la mujer que trabaja y que atiende las necesidades de la familia; un estrés adicional no siempre fácil de manejar, incluso para elayuda insuficiente Que el cónyuge y la empresa aporten a la mujer.

Las preguntas

¬ŅQui√©n es la mujer que sufre? ¬ŅC√≥mo se manifiesta tu depresi√≥n en el lado cl√≠nico? ¬ŅC√≥mo reaccionas ante el sufrimiento de la experiencia depresiva?
No hay candidata "tipo mujer" para la depresi√≥n; la joven soltera que trabaja y que est√° buscando constantemente su ideal como hombre, o la mujer casada, m√°s tarde en la vida, que trabaja y que satisface las necesidades de la familia, pero tambi√©n la ama de casa que no lo hace. √Čl puede hacer m√°s que su marido y sus hijos.

Luego está la mujer felizmente casado ("Volvería a encontrarme con mi esposo") que se deprime porque las dos hijas van a vivir a otra ciudad a buscar trabajo ("No puedo aceptar la idea de estar sola, después de todo lo que he hecho por ellas.. ").

Luego est√°n los ddivorciado onne, que van en busca de otro hombre (ya menudo comienzan relaciones conflictivas y complejas) o que renuncian por completo a su vida emocional, y mujeres que tienen m√°s de 55 a√Īos y que realmente llegan a serlo. cansado de la vida y las relaciones familiares. Sus historias comparten una profunda experiencia de soledad y abandono, falta de autonom√≠a y esperanza, terreno f√©rtil para la depresi√≥n.

En el aspecto clínico los síntomas más frecuentes son:
- Cansancio y cansancio.
- síntomas físicos como dolor de cabeza y trastornos gastrointestinales
- Desinterés por el entorno.
- ansiedad
- Depresión del ánimo y pérdida de la esperanza.
- sentimientos de impotencia y sentimientos de culpa
insomnio
- Disminución de la concentración y fácil distracción.
- preocupaci√≥n excesiva incluso por peque√Īos problemas
- disminución de la libido

Las consecuencias

En el nivel de comportamiento es posible observar algunas consecuencias de la depresi√≥n: mayor consumo de analg√©sicos, fumar cigarrillos, alcohol o alimentos altamente cal√≥ricos (especialmente chocolate y dulces). Tambi√©n es evidente que hay menos atenci√≥n personal y con frecuencia se informa de una irritabilidad inusual hacia los miembros de la familia, especialmente los ni√Īos. La asociaci√≥n de estos s√≠ntomas (variable en n√ļmero e intensidad) da lugar a diversos trastornos (desde el trastorno de la adaptaci√≥n con un estado de √°nimo depresivo, a la depresi√≥n mayor y a la distimia) que implican, por definici√≥n, un deterioro del funcionamiento general del sujeto. En los √ļltimos tiempos estamos presenciando cada vez m√°s a menudo (pero solo porque se presta m√°s atenci√≥n), y el fen√≥meno es de particular relevancia en la medicina general, cuando ocurre la depresi√≥n. monosintom√°tico o sub-umbral; estos son cuadros cl√≠nicos matizados ("peque√Īas depresiones", "depresiones con pocos s√≠ntomas") que incluyen todas aquellas situaciones en las que la sintomatolog√≠a cl√≠nica, aunque presente y determine un grado significativo de sufrimiento y discapacidad, no tiene caracter√≠sticas o intensidad, como Cumplir con los criterios diagn√≥sticos de los trastornos individuales examinados.

El reconocimiento de estos cuadros clínicos conlleva la posibilidad de establecer un tratamiento adecuado, evitando una posible evolución hacia trastornos psicopatológicos más graves y mejorando la calidad de vida del sujeto que puede reanudar una vida normal. Del mismo modo, muchos síntomas somáticos ("dolor de cabeza", "vértigo", "trastornos gástricos".) que carecen de un sustrato orgánico (somatización, trastornos funcionales) pueden ser una expresión de cuadro depresivo enmascarado El cual debe ser reconocido y tratado. Por estas razones el medico de familia Hoy en día es mucho más sensible a estos problemas. Su sensibilidad, su capacidad para escuchar, la posibilidad de establecer una comunicación válida con el paciente, a pesar del tiempo limitado que tiene el médico, puede, de hecho, facilitar el acceso a experiencias depresivas, que no son evidentes.

Reflexiones adicionales

El otro aspecto a considerar es el reacci√≥n de las mujeres a la depresi√≥n; mi experiencia me ense√Īa que reaccionan con fuerza extrema y hacer frente a sus compromisos familiares y sociales a pesar del sufrimiento; Hablan de ello y est√°n desesperados, buscan apoyo, acatan la terapia prescrita y siguen los consejos. A diferencia de los hombres, parecen reaccionar con una mayor regresi√≥n hacia los aspectos infantiles, huyendo de las responsabilidades de la vida cotidiana y comprometiendo en muchos casos su actividad laboral. En cualquier caso, hay una disminuci√≥n en la calidad de vida y un sufrimiento interno que solo se puede entender completamente a trav√©s de la experiencia de la depresi√≥n.

Sin embargo, la depresión puede convertirse un estilo de vida, especialmente si el verdadero éxito de la terapia con medicamentos no corresponde a un cambio real en los problemas subyacentes. Así se pueden tener pinturas crónicas, como la distimia, que requiere intervenciones y tratamientos continuos, sin la posibilidad de una resolución completa de los síntomas. En algunos casos, sin embargo, la depresión se convierte en la oportunidad de reflexionar sobre la vida y sobre la posibilidad de hacer cambios en la propia existencia. El sufrimiento se convierte en motivo de renovación Y las decisiones en este sentido abren nuevos horizontes de autonomía y mayor autocuidado para el paciente.

"Tengo gracias a la depresi√≥n - Katia me dice - si estoy feliz ahora ". Sus problemas ps√≠quicos hab√≠an surgido - aparentemente - de repente con una profunda depresi√≥n en su estado de √°nimo y ansiedad; su m√©dico pidi√≥ asesoramiento psiqui√°trico de emergencia. Katia ten√≠a 25 a√Īos., trabaj√≥ como camarera en un restaurante, un trabajo que la humillaba y que nunca hab√≠a aceptado, habi√©ndose graduado en contabilidad, le hubiera gustado continuar sus estudios, pero no hab√≠a sido posible por razones econ√≥micas. Su m√©dico para trastornos gastrointestinales, tratado con antiespasm√≥dicos, hasta el inicio de la condici√≥n depresiva que requiri√≥ intervenci√≥n psiqui√°trica. Despu√©s de dos meses de tratamiento, Katia decidi√≥ cambiar la vida. Ella renunci√≥ a su trabajo y comenz√≥ a buscar trabajo como secretaria, y lo logr√≥ en unos pocos meses. La depresi√≥n as√≠ entendida expresa la rebeli√≥n de la mente a situaciones que ya no son sostenibles y la invitaci√≥n a cambiar estilo de vida; Pero esto no siempre es posible.

En muchos casos, de hecho, el cambio. no pudo ser manejado para situaciones concretas de la vida, como estar casado y ser completamente dependiente de un esposo con el que uno está en constante conflicto, pero también tener hijos que quiere muy bien y creer en el sacramento del matrimonio. En tales circunstancias, las opciones radicales no son posibles o recomendables y la experiencia depresiva debe estar mediada por soluciones que requieren una negociación que permita reajuste psicologico a la situacion

La depresión por lo tanto avanza un continuo a partir de la normalidad hasta los cuadros clínicos de depresión mayor; no sabemos por qué una persona se enferma y debido a que presenta un cuadro clínico dado, probablemente hay más causas involucradas (biológicas, individuales, familiares, sociales) y, ciertamente, el reconocimiento y tratamiento de la depresión es de primordial importancia, como espera la Organización Mundial de la salud, especialmente hoy en día cuando existen herramientas para formular intervenciones terapéuticas adecuadas y eficaces.

Aproximación a la depresión.

La reciente publicación de algunos artículos sobre elefectividad de los antidepresivos ha suscitado muchas dudas entre los especialistas y ha alimentado a pacientes deprimidos de incertidumbre, inseguridad y falta de confianza en los tratamientos, lo que en muchos casos ha provocado la interrupción del tratamiento, repentina y sin consulta médica. Estos artículos muestran que algunos metanálisis sobre antidepresivos realizados en estudios publicados solo informaron beneficios modestos del fármaco versus placebo, que no alcanzan el umbral de importancia clínica cuando también incluyen datos no publicados y que la eficacia de los antidepresivos puede depender de la gravedad inicial del cuadro depresivo.

Sin entrar en los m√©ritos de estas publicaciones y sin querer discutir sobre el uso distorsionado de la informaci√≥n por parte de los medios de comunicaci√≥n masiva, la descodificaci√≥n de art√≠culos cient√≠ficos para el p√ļblico en general debe dejarse en manos de especialistas; es apropiado llamar la atenci√≥n sobre Datos y consideraciones m√°s generales.Basado en datos epidemiol√≥gicos, en el examen de literatura cient√≠fica y en la experiencia cl√≠nica diaria. El art√≠culo sobre el enfoque de la depresi√≥n, disponible en el sitio web wkhealth.it/teb, propone hacer un balance del estado del arte de terapia antidepresiva.

Para aprender mas
Pellegrino F., No hay píldora de la felicidad., Prensa Positiva, Verona, 1998
Pellegrino F., Tristemente mujer, Medici Oggi, 4, 2000


V√≠deo: Conoce Los SiŐĀntomas Causados Por La DepresioŐĀn Ansiosa Que Afecta A Miles De Mujeres

ÔĽŅ
Men√ļ