Un Sitio Popular Para La Mujer Moderna, Lo Que Ayudar√° A Cualquier Mujer Sovoyu Cambiar La Vida Para Mejor

Cuentos: "Dos amigos, dos amores".

Cuentos:

√Čl es su mejor amigo. Ella es su mejor amiga Dos grandes amistades y dos historias de amor profundas y √ļnicas.

Amigos y amor: una historia.

Estas historias autobiogr√°ficas fueron escritas por ti, nos las enviaste y ahora las ves publicadas en Girlpower... ¬°¬°env√≠anos las tuyas tambi√©n !! Puedes elegir el tema que prefieras de la secci√≥n 5 Girlpower !!! ¬ŅA qu√© esperas para dejarte leer? Para decirte, para hablar sobre lo que te importa, para ayudar a otros con tus experiencias, para re√≠r y reflexionar junto con los recuerdos de una sola persona.

Edición de GP

Y el esta ahi Nuestros padres han sido mejores amigos desde que eran j√≥venes, tenemos un a√Īo y un mes de diferencia, crecimos juntos, vive abajo, siempre esta conmigo. Fue all√≠ cuando se cay√≥ mi primer diente, fue mi primer d√≠a de clases, fue cuando tuve mi primer enamoramiento, fue all√≠ cuando fum√© mi primer cigarrillo, fue cuando mi ex novio dejado para otro. √Čl es la √ļnica persona que es capaz de entenderme, √©l sabe lo que pienso, sabe lo que voy a decir, sabe lo que siento, sabe el significado de mis muecas. El es mi mejor amigo

A pesar de que ambos tenemos uno vida amorosa activa nunca ha habido nada entre nosotros, para m√≠ √©l es un primo y sus padres son t√≠os. E incluso si vivimos en el mismo edificio, intercambiamos docenas de mensajes de texto al d√≠a, necesitamos otros, es in√ļtil. Luca. Y luego est√° ella. Fue el primer a√Īo de la escuela secundaria, sus ojos animados me atrajeron, nos conocimos y pronto nos convertimos inseparable. Desafortunadamente, √©l estaba pasando un mal momento en su vida, su padre se hab√≠a ido cuando ella ten√≠a 4 a√Īos, su hermano estaba drogado y su madre era una psicop√°tico. Siempre estuve cerca de ella, trat√© de ayudarla. Pero al a√Īo siguiente, su hermano fue enviado a prisi√≥n y su madre muri√≥ a causa de las interminables p√≠ldoras que estaba tomando. As√≠ que encontraron a su padre que se hab√≠a vuelto a casar con un espa√Īol y viv√≠a en Barcelona, ‚Äč‚Äčera un buen abogado y dijo que si sab√≠a que iba a aparecer primero; pero me pregunto c√≥mo podr√≠a haberlo sabido si no se hubiera escuchado.

Tuve que decir adios. Debido a todos estos problemas que tuvo, nunca tuvimos una relaci√≥n como todas las otras chicas de nuestra √©poca. Nos reunimos para asegurarnos de que ella se expresara, que la consol√© y le dije cu√°nto la amaba. No and√°bamos ri√©ndonos y acosando a los ni√Īos m√°s bonitos, no √≠bamos a la otra casa para hacer la tarea, no fue f√°cil. Y por eso ella y Luca. nunca se conocieron (luego asisti√≥ a una escuela privada), obviamente sab√≠an todo sobre el otro, eran parte de m√≠. Durante los siguientes 2 a√Īos Sabrina y yo nos mantuvimos en contacto, ella fue definitivamente mejor. Entonces, un d√≠a entusiasta me dijo que su padre, por su bien, hab√≠a decidido solicitar un traslado y regresar a Italia, a m√≠. Finalmente, ella y yo √©ramos realmente amigas. Ese a√Īo, dos personas se unieron a mi clase, Sabrina, ahora transferida, y Luca, rechazada como todos sospechamos. Y as√≠ fue como pasamos. meses inseparables, el 3 de nosotros, y como ahora imagin√© por un tiempo, terminamos d√°ndonos un beso. No te digo mi alegr√≠a: ¬°las 2 personas que m√°s am√© juntos!

Pero todo termin√≥ demasiado r√°pido; se juntaron, ella estaba enamorada, √©l era un poco menos, pero de todos modos tom√≥. Unos meses m√°s tarde, comenz√≥ a ser la mariposa habitual y sucedi√≥ que la traicion√≥ incluso ante mis ojos, ¬Ņqu√© pod√≠a hacer? Ya sea que haya traicionado a uno o traicionado al otro, la forma correcta habr√≠a sido revelarle todo a Sabri, pero no pod√≠a hacerlo. Era m√°s fuerte que yo, hab√≠amos crecido juntos. Me lo tom√© tan en serio que ca√≠ en la depresi√≥n. Mientras tanto ella descubri√≥ todo y dej√≥ a Luca, llorando por √©l, √©l estaba enfermo por √©l. Pero no pude hacer nada y tuve varios problemas con el alcohol.

Entonces fue ella quien busc√≥ la fuerza para ayudarme. Confes√© el problema, ella me sonri√≥ y dijo que me entend√≠a, y que tal vez ella tambi√©n se comportar√≠a as√≠. Y fue gracias a ella que me estabilic√©. Mis padres no entend√≠an nada, estaban demasiado ocupados con sus problemas, con su trabajo, y comenc√© a olvidar qui√©nes eran. Una noche, Luca y yo decidimos ir a relajarnos en nuestra casa en las monta√Īas, cogimos el auto de su padre y, una hora despu√©s, llegamos. Hablamos durante horas, aunque nos ve√≠amos a cada hora, siempre ten√≠amos tantas cosas que contar, o simplemente recuerdos para revivir. Pasamos de los cigarrillos a los bastones, de la cerveza al vodka. Yo estaba acostumbrado, tal vez no. Y asi Terminamos bes√°ndonos, Era un poco brillante pero entend√≠ lo que estaba sucediendo, pero a pesar de todo lo que no pod√≠a y no quer√≠a parar. Tomado por la pasi√≥n, o al menos cre√≠a, comenc√© a desvestirlo y √©l hizo lo mismo conmigo, con algunos juegos previos que terminamos en la cama. Perd√≠ mi virginidad, me pregunto si lo recordaba. Lo hicimos 3 veces esa noche, siempre mejor que la anterior. Mis sentimientos de culpa hacia mi amigo no se hicieron sentir, fue all√≠ donde √©l entendi√≥ amarlo.

A la ma√Īana siguiente Me levante soloMe tom√≥ un tiempo recordar, especialmente sintiendo que mi vientre estaba murmurando por los l√≠quidos que hab√≠a bebido esa noche. Abri√≥ bien los ojos y vio a Luca sumergido en sus pensamientos mientras miraba por la ventana la nieve que ca√≠a. Instintivamente me levant√© para abrazarlo y darle otro beso, pero √©l se resisti√≥. Comenz√≥ a gritar, me pregunt√≥ qu√© estaba haciendo, por qu√© no lo hab√≠a detenido el d√≠a anterior y por qu√© hab√≠a sido tan est√ļpido que no se hab√≠a dado cuenta de que estaba enamorado de Sabrina. Vi una l√°grima caer en su mejilla, y se dio cuenta de que se hab√≠a arrepentido, que cre√≠a que ella nunca lo perdonar√≠a. Lo √ļnico que pudo responder fue que lo amaba. Agotado, se escap√≥.

Me sent√≠ m√°s d√©bil que mi cuerpo, me dej√© caer sobre la cama sin hacer, con signos de eso todav√≠a noche falsa, donde lo cre√≠ realidad. No s√© cu√°nto tard√≥ en levantarse, limpi√≥ un poco el lugar y tom√≥ el primer autob√ļs de regreso a casa. Abri√≥ la puerta con la misma mirada en blanco que ten√≠a cuando Luca me dej√≥ all√≠ de pie en nuestra casa, vi a mi madre pero de la misma manera que antes de caminar para llegar a mi habitaci√≥n. Poco despu√©s de que alguien llamara a la puerta y, sin esperar respuesta, mi madre entr√≥ con una mirada dulce que nunca antes hab√≠a visto, me explic√≥ que Luca la hab√≠a calmado al decirle que estaba en las monta√Īas con √©l esa noche y que √©l ya hab√≠a salido pero que pasar√≠a m√°s tarde. me dio un beso En la mejilla y me acarici√© el pelo, aunque no estaba muy consciente, se dio cuenta de que hab√≠a adivinado todo y que, de la mejor manera, hab√≠a estado cerca de m√≠. Cerr√© los ojos y me dorm√≠.

Me despert√© unas horas m√°s tarde, estaba un poco mejor f√≠sicamente, instintivamente levant√© mi tel√©fono celular y lo llam√©. Despu√©s de unos pocos anillos escuch√≥ que alguien hab√≠a respondido, no tard√≥ mucho en darse cuenta de que se hab√≠a hecho por error y que no eran gritos sino Sabrina, que estaba jadeando. Era imposible confundirla. Apago el telefono y Comenc√© a llorar. Me lo pod√≠a imaginar con ella, Unas horas antes lo hab√≠a hecho conmigo.; ¬ŅC√≥mo pudo √©l? Esos movimientos, esas sonrisas, sus manos, su lengua; perdido para siempre No se fue de la casa durante 41 d√≠as, fing√≠ estar enfermo, no estaba contestando un tel√©fono celular, no estaba abierto a nadie, mi madre estaba all√≠ a mi lado y estaba sosteniendo el juego. ¬°Pobre Sabri que no entendi√≥ lo que estaba pasando, y Luca! Se comport√≥ como si nada hubiera pasado, como si √©l tampoco hubiera comprendido. Y eso me doli√≥ m√°s. Pero poco a poco lo super√©. Comenc√© de nuevo, le dije a mi amigo. alguna excusa inventada, Nunca entend√≠ si me hab√≠a cre√≠do o no, pero me hab√≠a perdonado. Los dos hab√≠an estado juntos desde el d√≠a de la llamada, √©l no sab√≠a nada de nuestra noche y le promet√≠ a Luca que mantendr√≠a el secreto. Lo hice m√°s que nada por ella, no quer√≠a hacerla sufrir de nuevo, despu√©s de todo, Luca no signific√≥ nada para ella, por lo que fue in√ļtil que ella lo supiera.

Decidí apartarme porque no puedes mandar amor. Pero empecé a sentirme enferma, de repente me desmayé, en la escuela ya era un desastre. Mi madre me llevó al hospital. Cuando el doctor nos contó lo que había vuelto a desmayar. A los 17? Tenía una historia con un chico de un equipo de baloncesto de unas pocas ciudades de distancia, les conté cada detalle de esa historia que nunca había existido. Y nadie se sorprendió cuando comenzó a hincharse la barriga.

Perd√≠ ese a√Īo escolar y me retir√©, busqu√© un trabajo. En el octavo mes de embarazo fing√≠ que el chico me hab√≠a dejado atrapado por el temor de no querer formar una familia ya. La pareja siempre estuvo cerca de m√≠, mostr√°ndome que realmente me quer√≠an. muy bien. As√≠ naci√≥ Arianna, con tres madres y un padre. A la edad de tres a√Īos, nos dieron las maravillosas noticias de su matrimonio. Mi hija y yo ten√≠amos que ser sus damas de honor. No oculto de ti los gritos que hago todas las noches, el temor de no poder hacer crecer a Arianna sola ahora que formar√°n una familia propia, el sufrimiento que veo en sus ojos mientras observo a los padres de sus amigos, el anhelo de que una noche con el hombre que amo, La incapacidad de saber ocultar mis sentimientos.. Por la ma√Īana, lo dejo pasar, comienzo a preparar el desayuno para mi angelito con rizos rubios que camina torpemente hacia m√≠ y me juro a m√≠ mismo que no arruinar√© todo para las personas que m√°s quiero en mi vida.


Vídeo:

ÔĽŅ
Men√ļ