Un Sitio Popular Para La Mujer Moderna, Lo Que Ayudará A Cualquier Mujer Sovoyu Cambiar La Vida Para Mejor

Fantasias sexuales femeninas

Fantasias sexuales femeninas: fantasias

¿Cuáles son las fantasías sexuales favoritas y más difundidas entre las mujeres? Hablemos de fantasías eróticas femeninas.

Fantasias sexuales femeninas

Todos tenemos fantasías sexuales: el cerebro desempeña uno de los roles principales en nuestra vida sexual. Aunque se habla de muy poco, las fantasías eróticas son muy frecuentes tanto en hombres como en mujeres, aunque son muy diferentes entre los dos géneros. Intentamos explorar y explicar este universo.

Las fantasias mas difundidas.

Las fantasías sexuales se pueden agrupar en cuatro categorías principales: fantasías voyeuristas, exhibicionistas, sadomasoquistas, narcisistas.
Específicamente, la fantasías eróticas femeninas más comunes son los siguientes:

  • teniendo relaciones sexuales con un personaje famoso;
  • tener relaciones sexuales con un extraño que nunca volveremos a ver de manera particularmente desinhibida (la explicación es obvia: el extraño no puede juzgarnos);
  • participar en una orgía;
  • someter a un hombre y someterlo a prácticas sadomasoquistas;
  • tener relaciones sexuales mientras son observadas por otras personas (exhibicionismo);
  • dejarse dominar por un hombre (fantasías de sumisión);
  • tener relaciones sexuales con otra mujer (a pesar de ser realmente heterosexual);
  • ser stripper o prostituta y ser pagada por sus servicios;
  • tener relaciones sexuales con dos hombres al mismo tiempo;
  • ser el hombre de la situación (completo con un pene falso)
  • Ser tomado con violencia o incluso contra la propia voluntad.

Como puedes ver, estas son en su mayoría prácticas transgresiva, muchos de los cuales no son fácilmente factibles, otros incluso completamente inalcanzable o prohibido por la ley. Algunos en cambio, mientras cosquilleaban nuestra imaginación y eran factibles, No nos gustaría en absoluto si se pone en práctica. en realidad Un ejemplo Ninguna mujer realmente querría ser violada. De la misma manera que muchas mujeres, mientras se excitan fantaseando con episodios de lesbianas, en la vida real son absolutamente heterosexuales y no tienen la menor atracción sexual hacia otras mujeres. ¿Por qué sucede esto?

Las fantasías sexuales de los hombres.

Simplemente porque las fantasías son activas. parte de nuestra vida sexual. De cierta manera, lo complementan y lo enriquecen, diferenciándose claramente de la naturaleza de nuestras experiencias sexuales concretas. Y son agradables precisamente porque permanecen en esa tierra de nadie que es imaginación. Cultivarlos no hace daño a nadie, y sobre todo nadie más tiene que conocerlos, ni siquiera a nuestro compañero. Solo porque no son parte de la vida real, y nunca serán parte de ella.

Hablar de fantasias sexuales

De nuestras fantasías sexuales a menudo. no nos gusta hablar, quizás por puro sentido de la decencia, o porque parecen "sucios", indecentes, o nos hacen sentir culpables. Estos sentimientos suelen estar vinculados a la educación recibida en materia sexual.
Ahora, las fantasías sexuales no deben ser suprimidas, y no deben hacernos sentir culpables. El enfoque más saludable es ciertamente cultivarlos sin culpa.
Pero al mismo tiempo tenemos El derecho a mantenerlos en secreto.. Incluso hablar sobre esto con la pareja no es un deber: nuestras fantasías son algo muy íntimo. Solo podemos compartirlos con nuestro socio si realmente queremos. Obviamente, el discurso también funciona a la inversa: no podemos esperar que nuestro amigo nos cuente sus fantasías.
Si sin embargo ambos Si quieres hablar de eso, hiciste bingo. Por el contrario, intercambiar las fantasías de uno (sin tener que ponerlas necesariamente en práctica) puede ser un divertido juego erotico.

Fantasias y orgasmo

A veces una fantasía particularmente atractiva Puede ser más efectivo que cualquier otro estímulo sexual. Y no hay juguete sexual o amante experto que tenga. Es una prueba del hecho de que para las mujeres en el sexo, el cerebro es más importante que las condiciones materiales. A menudo una fantasía es esencial para la práctica. masturbación satisfactoria. También puede suceder que hacer fantasías mientras tenemos relaciones sexuales normalmente con nuestra pareja nos ayuda a alcanzar el orgasmo. En este caso, no se sienta culpable y no empiece a pensar que la comprensión sexual con su hijo ya no es perfecta. Todo es absolutamente normal. Y - como arriba - no tienes que decirles. Nunca reprimir fantasias e no pienses que estan equivocados en ningún momento Si decirte que cuando tienes relaciones sexuales te excita, ¡no te contengas! La emoción aumentará para ambos.
En definitiva, las fantasías sexuales son. un maravilloso universo paralelo donde no debemos respetar las leyes o el sentido de la decencia, por no hablar de las normas de educación y sociedad: nada está prohibido.
Y no debemos sentirnos culpables ni reprimirnos por esto. La fantasía se llama así debido a esto: porque a menudo no puede y no debe ponerse en práctica. Pero mantener y mantener nuestras fantasías y cultivarlas solo puede hacernos bien.

Para aprender más sobre las fantasías sexuales:

  • Fantasias sexuales femeninas
  • Las fantasías sexuales más comunes.
  • Fantasias sexuales masculinas

Vídeo: Las 9 Fantasías Sexuales De Una Mujer


Menú