Un Sitio Popular Para La Mujer Moderna, Lo Que Ayudará A Cualquier Mujer Sovoyu Cambiar La Vida Para Mejor

La última generación de juguetes sexuales.

Una vez que fue la prerrogativa de los sex shops, los juguetes sexuales ahora se venden en boutiques especializadas y se destinan a un objetivo diferente y más amplio de los clientes.

La última generación de juguetes sexuales.: última

Precioso y divertido, con un diseño sofisticado y sofisticado. Son coloridos y tienen formas fantasiosas.
Estos son juguetes reales de todo tipo: son los juguetes sexuales de última generación.
Es una tendencia que ha estado explotando durante algunos años, especialmente en Francia, Inglaterra y Suiza: una vez que todos los tabúes han terminado, los juguetes sexuales ahora son una tendencia bien establecida, despojada de toda reputación vulgar, hipócrita e intolerante.
Se encuentran en todas partes, en los mostradores de los supermercados, como en las exclusivas tiendas de moda para mujeres. Por supuesto, el envase ayuda a enmascarar el contenido embarazoso.
Y así, cuarenta años después de la revolución de los sesenta y ocho, el placer redescubre el lado estético y lúdico: los accesorios eróticos como objetos de diseño.
Vibradores con mp3 incorporado, pequeños libros eróticos, ropa interior bdsm y velas de amor.
"Si no tiene estos juegos, no es bueno", dijo Samantha Thuret, gerente de ventas de yoba, una de las primeras boutiques francesas de juguetes sexuales, destacando que su tienda no puede compararse con una tienda sexual.
Este es un nuevo concepto de erotismo que proviene del ghetto de los sex shops y se vuelve accesible para todos. El objetivo consiste principalmente en mujeres, para quienes se han convertido en el símbolo de la libertad sexual y mental.
Una mujer cada vez más protagonista del juego erótico, consciente y decidida a obtener placer en parejas, pero también sola.
Y de inmediato recuerden las heroínas de Sex & the City, que recorren las calles de la Gran Manzana con un vibrador en la bolsa.

La última generación de juguetes sexuales.: juguetes

No hay duda, los juguetes sexuales son definitivamente la moda del momento y las compañías siempre están inventando una nueva para lanzar al mercado.
El último nacido es OhMiBod, un vibrador que se puede montar en todo tipo de jugadores, dando placer al ritmo y la intensidad de la música.
También en Italia, el fenómeno parece estar creciendo constantemente hasta el punto de convertirse en el objeto de estudio de un grupo de estudiantes de la Universidad Bocconi en Milán, centrado en el uso, la elección y la percepción de los juguetes sexuales por parte de las mujeres italianas.
El estudio destacó cómo ha crecido la atención a los juguetes sexuales gracias a la forma no vulgar en la que se presentan estos objetos en la actualidad: en áreas reservadas de puntos de venta (ya no tiendas de sexo, sino boutiques eróticas), a través de Rincones íntimos y elegantes.
De hecho, incluso en Milán y Roma se ofrecen en algunas tiendas de moda como objetos de diseño, junto con otros productos de diseño.
Para revelar los porcentajes de difusión, una encuesta de la semana "Donna Moderna", según la cual, el 67% de las mujeres italianas saben qué son y para qué sirven. Entre ellos, el 3% los usa solos, el 19% los usa en pares, mientras que el 35% nunca los ha usado y el 10% de las mujeres que nunca los han probado querrían hacerlo.
"En Italia siguen siendo un tabú, pero nos enseñan a aprender más sobre nuestros cuerpos y los secretos de la excitación sexual", explica Rossella Nappi, presidenta de la Sociedad Mundial de Sexología y Ginecóloga de la Universidad de Pavia.
Por otro lado, es la misma sexóloga quien subraya el riesgo de encontrarse en situaciones desviadas, en las que el objeto de placer se convierte en una función sustituta de la pareja real. "El uso del vibrador también puede expresar una actitud algo más masculina que algunas mujeres, que prefieren seguir una carrera o que, por alguna razón, no quieren una compañera permanente y, por lo tanto, prescinden de la relación pero no abandonan la relación. propia sexualidad ".
A continuación, superar algunos reparos personales, no queda nada más que la vergüenza de la elección.

Vídeo: Juguetes sexuales de última generación: SexDolls


Menú