Un Sitio Popular Para La Mujer Moderna, Lo Que Ayudará A Cualquier Mujer Sovoyu Cambiar La Vida Para Mejor

Bocadillos ligeros y saludables para el almuerzo de oficina.

Bocadillos ligeros y saludables para el almuerzo de oficina.: ligeros

¿Quién dijo que los sándwiches están absolutamente prohibidos durante las pausas del almuerzo? Lo importante es comer el sándwich con los ingredientes adecuados que sean livianos y saludables: aquí hay muchas ideas útiles para un almuerzo súper saludable y sabroso

Recetas ligeras para emparedados rellenos para llevar al trabajo.

¿Quién dijo que un sándwich en el almuerzo, especialmente si está en la oficina, es malo? Por supuesto, necesitamos ver qué sándwich estamos comiendo. Muy a menudo nuestro descanso para almorzar está en la oferta de bares y varias mesas calientes: es una solución rápida y no muy dependiente, pero eso plantea varias preguntas. A menudo nos encontramos en frente. sándwiches preparados, con yuxtaposiciones de ingredientes que son cualquier cosa menos saludables o para nuestro gusto, sazonados de una manera misteriosa y de calidad que es realmente difícil de enmarcar.

Para representar una alternativa válida para el almuerzo en la oficina, están las tiendas de alimentos del pasado (aquellas que aún se resisten) donde normalmente se puede llenar el sándwich en ese momento. El inconveniente es que la elección de los ingredientes a menudo se limita a los quesos y las salchichas, enviando así al diablo todos los esfuerzos realizados en la dieta.

Sin embargo, el sándwich puede ser una solución perfecta para el almuerzo que se va a consumir en el trabajo, siempre y cuando lo preparemos en casa con ingredientes y recetas muy bien pensados. Además, si usted es parte de la gran facción de aquellos que prefieren ir más rápido que levantarse media hora antes para preparar el almuerzo para llevar al trabajo, el sándwich es una excelente alternativa precisamente porque la preparación es absolutamente simple y rápida. Estas recetas también son adecuadas para organizar un almuerzo empaquetado especialmente saludable.

Aquí hay 10 ingredientes con los cuales preparar tantos sándwiches rellenos de luz hechos en casa, para un almuerzo saludable:

  • Jamon crudo
  • Salmón ahumado
  • robiola
  • Berenjenas A La Parrilla
  • Jamon cocido
  • Pavo asado
  • garbanzos
  • Ensalada de mariscos
  • bresaola
  • huevos

A continuación le indicamos cómo combinar los ingredientes de una manera sabrosa y saludable para sus sándwiches. Obviamente no te olvides de elegir el pan correcto, preferentemente entero.

Sándwich ligero con jamón crudo.

Primer y fundamental truco: hacer un sándwich ligero con jamón no es imposible, pero recuerde quitar la grasa estrictamente. Sí, sabemos que es bueno, pero, de hecho, es gordo. Puede combinar el jamón con un vegetal salteado en la sartén: achicoria, espinaca o acelga. O prepare el clásico sándwich español de tomate y jamón crudo: el tomate mitiga el sabor del jamón haciéndolo más delicado.

El bento box: el arte del almuerzo en la obra japonesa.

Sándwich ligero con salmón

El salmón también es muy versátil: se puede usar en el sándwich en la versión ahumada o simplemente cocinado en la plancha. Para completar el sándwich y preparar una comida completa, agregue calabacines a la parrilla y un poco de queso para untar si realmente quiere hacer una excepción a la regla.

Si por el contrario quieres una versión aún más especial con salmón ahumado combinado con aguacate y un puñado de valeriana.

Sándwich ligero con queso robiola

Robiola es un queso fresco, no excesivamente gordo, que se caracteriza por su sabor muy delicado que se puede combinar de muchas maneras diferentes. Pruébalo con calabacín y, un toque de clase, condiméntalo con un poco de menta. Lo ideal es no exagerar la dosis: 50 gramos son suficientes en el sándwich, para combinarlos con jamón magro o seco.

Recetas ligeras para el desvío.

Sándwich ligero con berenjenas.

Primera regla: preparar las berenjenas en el plato y evitar llenarlas con condimentos. Evitar las berenjenas en aceite, por razones obvias. Las berenjenas también se pueden prestar a una gran cantidad de combinaciones sabrosas. Pruébalos con tomates secos: también en este caso utiliza los secos y no los conservas en aceite. Para completar el trabajo, agregue un poco de mozzarella: para el almuerzo en la oficina, es ideal llevarlo con usted y colocarlo en el sándwich justo antes de comerlo.

Sándwich ligero con jamón cocido.

¿Quién dijo que el jamón es trivial? Si habitualmente estamos acostumbrados a pensar en ello junto con la mozzarella (tal vez fundida), debes saber que el jamón cocido se presta a combinaciones mucho más particulares. Intente, por ejemplo, combinarlo con radicchio cocinado en la plancha o con champiñones (los champiñones simplemente cocinados en una sartén están bien). Si no está siguiendo una dieta estricta, agregue una rebanada de queso al gusto.

Sándwich ligero con pavo asado

El pavo es la rebanada perfecta para un refrigerio ligero o un almuerzo debido a los bajos porcentajes de grasa. Junto con el pavo que se pone en el sándwich de alcachofas: los que están en aceite (obviamente escurrido) están bien, mientras que si está en una vena culinaria, intente preparar una excelente alcachofa romana.

Bocadillo ligero de garbanzos

¿Dices que poner garbanzos en un sándwich es un poco difícil? No se preocupe: cocínelas bien y luego páselas en la licuadora hasta que obtenga un tipo de crema para untar. Goteo: si los garbanzos del pasado parecen demasiado "secos", agregue un poco de caldo de verduras a la licuadora. Toque final: en el sándwich también agregue una porción de repollo negro salteado en una sartén.

Sándwich ligero con ensalada de mariscos

Hacer una buena ensalada de mariscos es mucho más fácil de lo que piensa: aquí puede encontrar la receta completa de la ensalada de mariscos con todos los trucos a seguir. Lo ideal es prepararlos en grandes cantidades, tal vez para la cena, y dejar de lado una porción para poner en el sándwich al día siguiente. Completa tu sándwich con un chorrito de limón y una pizca de perejil y listo.

Bocadillo ligero con bresaola.

Sí, lo sabemos, bresaola es la reina de los almuerzos ligeros: la combinación más tradicional lo ve junto con el cohete y el queso parmesano. En su lugar, intente una combinación super fresca con ricotta (u otro queso bajo en grasa) y rodajas de tomate.

Sándwich ligero con huevos.

Los huevos son un alimento increíblemente versátil, y en general, si se consumen sin excederlos, no tienen contraindicaciones importantes. Lo ideal, en la práctica, es hacer una sabrosa tortilla para poner en el sándwich: agregue las hojas de espinaca aún crudas y los cubos de jamón cocido en la mezcla de la tortilla. Y si tiene ganas de experimentos, aquí encontrará muchas recetas de tortillas.


Vídeo: 15 Recetas PARA LLEVAR AL TRABAJO | Ideas de comidas para el tupper


Menú