Un Sitio Popular Para La Mujer Moderna, Lo Que Ayudar谩 A Cualquier Mujer Sovoyu Cambiar La Vida Para Mejor

Infibulaci贸n: drama de mujeres africanas.

Una acusaci贸n contra un ritual b谩rbaro enmascarado por la tradici贸n, pero tambi茅n contra aquellos que, en Occidente, ignoran (o prefieren ignorar) esta violaci贸n de los derechos humanos.

Infibulaci贸n: drama de mujeres africanas.: infibulaci贸n


8 de marzo, D铆a de la Mujer: para muchos de nosotros fue una oportunidad adicional para salir, ir a la discoteca, divertirse con nuestros amigos al participar en las muchas fiestas tem谩ticas organizadas en los diferentes clubes. Un momento, en breve, para redescubrir a nuestra Girl Proud, para afirmarlo en momentos de diversi贸n fuera del l铆mite para el sexo fuerte (?).
Otro evento m谩s ayud贸 a celebrar este d铆a, quiz谩s de una manera m谩s tenue, recopilada, pero al mismo tiempo m谩s en茅rgica: el estreno en los cines italianos de la pel铆cula Moolaad茅, dirigida por Ousmane Semb猫ne, directora de ochenta y tres a帽os, y galardonada con el premio "Un Un cierto respeto "en el Festival de Cine de Cannes.
Un largometraje, producido por Lucky Red y Amnist铆a Internacional, cuyo objetivo es denunciar una de las violencias cometidas contra las mujeres m谩s desconocidas y muchos en Occidente prefieren no ver, cerrar los ojos o esconderse detr谩s de la excusa del respeto por las tradiciones: infibulaci贸n.
La pel铆cula, ambientada en Burkina Faso, en un pueblo, cuenta la historia de seis ni帽as que huyen de su pueblo para escapar de la costumbre de la escisi贸n: dos mueren tiradas en una zanja, mientras que las otras cuatro buscan hospitalidad en la casa de Coll猫 Ardo, quien siete a帽os antes se hab铆a negado a someter a su hija a esa pr谩ctica brutal. Esta situaci贸n genera un conflicto entre dos valores: el respeto del derecho de asilo (el moolaad茅, de ah铆 el t铆tulo de la pel铆cula) y el ritual de infibulaci贸n (la Solalinde).
Una acusaci贸n contra un ritual b谩rbaro enmascarado por la tradici贸n, pero tambi茅n contra aquellos que, en Occidente, ignoran (o prefieren ignorar) esta violaci贸n de los derechos humanos. En una sociedad que parece estar preocupada por el respeto de los derechos humanos solo en situaciones que lo conciernen directamente, no causa el revuelo de que muchos no sean conscientes de este sufrimiento atroz que se inflige diariamente a las mujeres culpables solo de no haber nacido en la parte correcta del mundo.
Hay tres tipos de mutilaci贸n genital femenina:
Clitoridectom铆a, en la que se extirpa toda la escisi贸n, o parte del mismo, lo que implica la extirpaci贸n tanto del cl铆toris como de los labios menores y, finalmente, la infibulaci贸n, la forma m谩s extrema y cruel, en la que se practica la clitoridectom铆a. y de la escisi贸n, tambi茅n se agrega el raspado de los labios mayores que luego se hacen para adherirse y mantenerse juntos, de modo que, una vez curado, cubran completamente la abertura de la vagina, aparte de un peque帽o orificio que servir谩 para drenar la orina. Y la sangre menstrual.
Adem谩s, para promover la curaci贸n, los labios mayores se atan con hilos de crin o acacia y las piernas deben mantenerse atadas durante un per铆odo de cuarenta d铆as, despu茅s de haber aplicado una mezcla a base de hierbas, leche y huevos en la herida. ceniza y esti茅rcol.
Tambi茅n es in煤til mencionar los riesgos f铆sicos involucrados en esta operaci贸n, realizada la mayor parte del tiempo en ausencia de precauciones higi茅nicas y por parte de las propias mujeres de la tribu, quienes, por lo tanto, no conocen los principios m茅dicos y las posibles reacciones del cuerpo ante esta verdadera tortura.: no solo sangrado e infecciones, sino tambi茅n abscesos benignos y tumores en los nervios que inervaron el cl铆toris, o inflamaci贸n del tracto urinario, junto al riesgo de contraer lo que es la enfermedad m谩s preocupante del siglo XXI, el SIDA.
Traumas f铆sicos que se suman a los traumas psicol贸gicos: adem谩s de la conmoci贸n en la que incurre el ni帽o, la infibulaci贸n hace que todas las esperanzas de una vida sexual serena colapsen, ya que la relaci贸n es muy dolorosa (de hecho, el hombre cree que esta pr谩ctica es la forma de hacerlo). mejor evitar la posibilidad de adulterio por parte de la esposa y, a menudo, es necesario hacer un corte en los labios mayores antes de la relaci贸n sexual. Adem谩s, este corte es necesario incluso antes del nacimiento, lo que implica la necesidad de practicar la infibulaci贸n nuevamente una vez que el beb茅 haya nacido.

Infibulaci贸n: drama de mujeres africanas.: mujeres


Respetando una tradici贸n que sobrevive solo por la ignorancia y las supersticiones que sobreviven en estas aldeas, todos los d铆as la felicidad futura de muchas ni帽as peque帽as se ve comprometida de manera irreparable. Y esto, en el mejor de los casos, teniendo en cuenta que hay momentos en que las complicaciones conducen a la muerte. Occidente ha esperado mucho tiempo antes de la movilizaci贸n, pero finalmente, en 1993, la mutilaci贸n genital femenina fue declarada una forma de violencia contra la mujer y en 1994 contribuy贸 a la colaboraci贸n entre agencias de la ONU y ONG. Creaci贸n de un "Plan de acci贸n para eliminar las pr谩cticas tradicionales perjudiciales para la salud de las mujeres y las ni帽as".
En Italia, la infibulaci贸n se considera un delito solo desde el 22 de diciembre de 2005: la nueva ley, de hecho, se llama "Las medidas necesarias para prevenir, combatir y reprimir las pr谩cticas de mutilaci贸n genital femenina como violaciones de los derechos fundamentales a la integridad de la persona y la salud de las mujeres y las ni帽as". en "la aplicaci贸n de los art铆culos 2, 3 y 32 de la Constituci贸n y de lo que se consagra en la Declaraci贸n y el Programa de acci贸n adoptados en Beijing el 15 de septiembre de 1995 en la cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer de las Naciones Unidas". Adem谩s, se planean campa帽as de informaci贸n para que los inmigrantes creen conciencia sobre la nueva legislaci贸n y contribuyan a la extinci贸n de esta pr谩ctica brutal; se estima que en nuestro pa铆s hay cuarenta mil mujeres infibuladas y, cada a帽o, hay unas seis mil ni帽as, cuyos padres provienen del 脕frica subsahariana, que corren el riesgo de ser abusadas.
Se han dado los primeros pasos, pero solo se ha empa帽ado la punta del iceberg: para que la situaci贸n cambie realmente, es necesario que las mujeres occidentales decidan abrir los ojos, optar por estar indignadas porque, en 2006, en gran parte En el mundo, los derechos humanos siguen pisoteados, prefiriendo el camino de la lucha en lugar del de la indiferencia.


V铆deo: LA FLOR DE EL DESIERTO Pel铆cula completa ;)

Men煤