Un Sitio Popular Para La Mujer Moderna, Lo Que Ayudar√° A Cualquier Mujer Sovoyu Cambiar La Vida Para Mejor

Cómo vestir salsa de tomate

Cómo vestir salsa de tomate: salsa

En la preparación de la salsa de tomate, los ingredientes del condimento son fundamentales: a menudo para hacer una buena salsa solo algunos ingredientes, pero de gran calidad y bien dosificados.

Salsa de tomate: los condimentos.

¬ŅCu√°les son los condimentos b√°sicos para una buena salsa de tomate? En primer lugar, hay que se√Īalar que la salsa de tomate, un s√≠mbolo de la cocina italiana a su manera, es una receta que, a pesar de su simplicidad, puede tener numerosas variaciones. A menudo, cambiando solo las caracter√≠sticas de un ingrediente, obtendr√°s resultados muy diferentes, empezando por el tomate en s√≠ mismo: solo piensa en lo diferente que es la salsa de tomate fresca de la hecha con pulpa de tomate o la hecha con el pur√© de la hecha Con tomates pelados o rag√Ļ.

Sal en salsa de tomate

A menos que sea un amante de sabores menos que decididos, o no tenga que evitar la sal por razones de salud, la salaz√≥n en la salsa es esencial para obtener un resultado equilibrado. La gran pregunta es a menudo esta: ¬Ņcu√°ndo poner sal en la salsa? La sal se debe poner desde el principio de la cocci√≥n, tal vez sin exagerar. La salsa debe probarse hacia el final de la cocci√≥n para ver si se debe sazonar con sal.

La historia de la salsa de tomate.

Azucar en salsa de tomate

A muchos les puede parecer surrealista, pero el az√ļcar, como predican las abuelas, es muy √ļtil en salsa porque sirve para neutralizar la acidez del tomate. Esto es en parte cierto, pero el az√ļcar no siempre es muy adecuado: de hecho, podr√≠a suavizar demasiado el sabor general de la salsa. En cualquier caso, lleva muy pocos gramos. No todos saben que en lugar de az√ļcar puedes usar bicarbonato de sodio, pero en este caso debes ser a√ļn m√°s cuidadoso, ya que si olvidas la dosis, la salsa se arruinar√° por completo. El bicarbonato de sodio debe agregarse hacia el final de la cocci√≥n, y solo un poco es suficiente.

Aceite de oliva y salsa de tomate.

Es otro de los principios de la mesa, un símbolo indiscutible de la dieta mediterránea y de la buena cocina italiana. El aceite de oliva también es uno de los ingredientes fundamentales de una buena salsa: es mejor si elige aceite de oliva virgen extra, y para aquellos que tienen la oportunidad, el aceite casero es bienvenido.

Salsa de tomate fresco sin cocinar

Al usarlo hay que seguir unas pocas pero estrictas reglas: el aceite debe calentarse antes de poner el tomate, pero sin quemarlo. Lo mismo si decides saltear el ajo o la cebolla (o ambos): comprueba la salsa con cuidado y aseg√ļrate de que no se queme. S√≠, el ajo que la cebolla debe tener a lo m√°s dorado, y el aceite no debe llegar a liberar humo.

Salsa de tomate y albahaca

La albahaca es la hierba más adecuada para hacer una excelente salsa de tomate: se combina perfectamente con el tomate en general, tanto que a menudo se usa también en conservas. Se puede usar de diferentes maneras, pero generalmente es apropiado agregarlo hacia el final de la cocción de la salsa, para que no pierda la fragancia de su perfume: puede abundar y usarlo con todo el tallo. Sin embargo, hay otro truco interesante: puede saltear el ajo y la albahaca en aceite de oliva para dar sabor al aceite, luego remover el ajo y la albahaca (de lo contrario, se quemarían) y agregar el tomate directamente.

Recetas de salsas para congelar.

No hace falta reiterar que la mejor opción es usar albahaca fresca: cultivarla en un frasco y tenerla siempre disponible no es nada difícil. De lo contrario, puedes reponerlo en la tienda de comestibles. La proporción extrema es la albahaca seca (la que se encuentra en la estantería de especias del supermercado) o la congelada. Un escamotaje no debe ser subestimado en caso de emergencia, pero en cualquier caso no es comparable a la albahaca fresca.

¬ŅAjo o cebolla en salsa de tomate?

El salteado de ajo y cebolla es esencial para una buena salsa. Es posible hacer la salsa incluso sin estos ingredientes, solo caliente el aceite de oliva un poco antes de agregar el tomate, especialmente si desea evitar que el salteado tenga una salsa ligeramente m√°s ligera. El ajo y las cebollas, sin embargo, le dan un sabor mucho m√°s distintivo a la salsa.

La cebolla salteada tiende a endulzar la salsa, mientras que la de ajo favorece los sabores m√°s fuertes. En lo que respecta al ajo, lo ideal es retirarlo inmediatamente despu√©s de saltearlo. Adem√°s, si aprecias la forma en que se combinan los dos sabores, es posible poner el ajo y la cebolla juntos en la salsa. Si quieres una salsa a√ļn m√°s rica puedes agregar zanahoria y apio.

Cómo conservar la salsa de tomate

¬ŅQu√© especias poner en la salsa?

Si la receta básica de la salsa de tomate simple requiere el uso de albahaca, también es cierto que, en realidad, también podemos poner otros tipos de especias en la salsa. Sobre todo, el orégano, que es un olor extremadamente característico de la cocina mediterránea, y que es particularmente bueno en la salsa junto con ingredientes como las aceitunas, las alcaparras y las anchoas. Además, el orégano también es excelente en tomates crudos.

El tomillo, la mejorana, las cebolletas, la nuez moscada (obligatorio en la salsa de carne) y, por supuesto, el perejil son menos usados, pero excelentes para crear diferentes efectos.

Como hacer la amatriciana perfecta.

Pasta para cocinar agua

S√≠, incluso la pasta de cocci√≥n se puede agregar a la salsa, aunque sea en peque√Īas cantidades. De hecho, el almid√≥n liberado en el agua de la pasta enriquece el sabor de la salsa y la ayuda a unirse mejor con la pasta en el momento del aderezo.

Vídeo: Cómo eliminar manchas difíciles

ÔĽŅ
Men√ļ