Un Sitio Popular Para La Mujer Moderna, Lo Que Ayudará A Cualquier Mujer Sovoyu Cambiar La Vida Para Mejor

Cómo responder a las críticas de la pareja evitando la disputa.

Cuando el socio nos critica y respondemos mal, corremos el riesgo de que se produzca una discusión, aquí están las respuestas correctas para evitarlo y eliminar sus provocaciones.

A veces, para drenar peleas colosales que no harían más que llevar a una pareja a descansos más profundos, sería suficiente calibrar y redimensionar las respuestas que damos a las acusaciones y provocaciones. Te damos 5 ejemplos prácticos.

1) Acusación: "Nunca tienes tiempo para mí"
Una de las acusaciones que los hombres suelen dirigir a sus parejas es que nunca tienen tiempo para ellos. Dado que las mujeres siempre tienen mucho que hacer y tratan de hacer felices a todos, es fácil arriesgar una pelea después de una salida así... ¿qué debemos responder?
Respuesta: "Tal vez no tienes un punto"
Aunque ciertamente nos pesa, debemos evitar a toda costa responder mal: démosle alguna razón para que nuestro compañero entienda que estamos dispuestos a hablar sobre lo que no está satisfecho y no rechazar totalmente sus críticas.

2) Acusación: "No mantenga la casa en orden como lo hace mi madre"
Muchos hombres tienen la maldición de reprochar a sus parejas por no estar a la altura de sus madres en asuntos de tareas domésticas. La ira que generan estas acusaciones está justificada, pero ¿cuál es la forma más constructiva de responder?
Respuesta: "Sí, lo noté".
Esta respuesta no es una rendición y debe ir acompañada de la explicación de lo que hacemos todos los días y de la invitación, si realmente desea tener una casa más ordenada, para una mayor colaboración: no negamos la evidencia, pero entendemos que no es solo nuestro problema

Lee tambien: Cómo lastimamos al compañero sin saberlo.

3) Acusación: "Las otras esposas no hacen eso"
A muchos hombres les gusta comparar a sus compañeros con otras mujeres, especialmente las ex, que a menudo nos hieren. La comparación puede ser sobre varios temas, pero siempre ha sido igual de molesta: ¿cómo responder de manera inteligente?
Respuesta: "No hago comparaciones, creo que no son útiles"
La mejor estrategia es tratar de explicar a nuestro socio que es mejor abstenerse de hacer comparaciones arriesgadas, porque no conducen absolutamente a nada y, de hecho, somos los primeros en evitar compararlos con otros hombres, esposos o compañeros de nuestros amigos.

4) Acusación: "¿De dónde vino esta idea estúpida?"
Cuando hacemos algo que las personas no comprenden, tienden a ser agresivos y a preguntar de dónde sacamos la idea de manera decididamente sin pulir... ¿qué hacer?
Respuesta: "Me vino a la mente porque..."
Ante una pregunta tan provocativa, siempre es mejor responder con confianza y frialdad: de esta manera desmontaremos el lado agresivo de la conversación y lo llevaremos de nuevo a un nivel concreto sin perder nuestro temperamento (¡con suerte!)

5) Acusación: "¿Por qué siempre estás cansado?"
A veces los hombres tienden a ser un poco egocéntricos y no se dan cuenta de la fatiga que sus compañeros también. Entonces, cuando nos ven colapsar a las diez en punto en el sofá, es fácil para ellos preguntarnos por qué estamos tan cansados ​​...
Respuesta: "Estoy cansado porque..."
Debemos explicar claramente por qué estamos cansados, qué hemos hecho, etc., con una respuesta seria damos dignidad a nuestra labor, de lo contrario, ¡solo caemos en provocaciones estériles!


Vídeo: No echar broncas a los demás. Evitar las discusiones y las reprimendas


Menú