Un Sitio Popular Para La Mujer Moderna, Lo Que Ayudar√° A Cualquier Mujer Sovoyu Cambiar La Vida Para Mejor

Como dejar a un hombre

Como dejar a un hombre: dejar

Dejar a un hombre nunca es fácil, pero a veces es una elección inevitable que debemos hacer por nuestra felicidad. Aquí es cómo

Como dejar a un hombre

El amor, se sabe, a veces termina, dejando atr√°s dislocaciones de sufrimiento. ¬ŅQui√©n de nosotros no ha pasado? Quedarse atr√°s, sentirse rechazado y sin amor, sentir que no tiene una raz√≥n para levantarse por la ma√Īana, continuar haciendo las cosas habituales sin saber por qu√©Sin entusiasmo, con la sensaci√≥n de vac√≠o que constantemente nos persigue. Es mucho dif√≠cil de superar, pero el tiempo lo repara todo, y el sufrimiento se supera, incluso si dejan cicatrices pesadas. Pero, ¬Ņqu√© decir cuando estamos en la situaci√≥n inversa nos vamos? Por supuesto: en la medida en que podamos quejarnos eternamente sobre el g√©nero masculino y los males que recibimos, a veces suframos tambien. ¬°Y no un poco! Pero a veces dejarlo se vuelve inevitable para nuestra salud mental. Y a veces incluso para √©l, que quiz√°s nunca lo admita.

Si t√ļ y √©l quieren cosas muy diferentes, ¬Ņel amor termina?

De hecho, si es cierto que las mujeres tomamos diferentes latidos en el amor, cuando la situaci√≥n de pareja Es controvertido, la mayor√≠a de las veces somos nosotros mismos un decide darnos un corte. Porque seg√ļn los estereotipos somos el sexo d√©bil, pero de hecho, muy a menudo, somos los que tomamos la situaci√≥n en cuesti√≥n y encontramos el coraje para tomar la decisi√≥n m√°s obvia, pero, por desgracia, m√°s dif√≠cil.

Hazte descubrir

10 formas extra√Īas de cerrar una historia (10 im√°genes) 10 formas extra√Īas de cerrar una historia! ¬°Descubre cu√°les son las 10 formas m√°s extra√Īas e inconvenientes de cerrar una historia! (fuente: iStock)

Porque dejarlo

  • Fin del amor: hemos estado juntos por mucho tiempo La relaci√≥n ha estado navegando en aguas muy tranquilas durante alg√ļn milenio. No hay m√°s est√≠mulos., nuevas cosas por descubrir. De hecho, la mayor√≠a de las veces nos aburrimos, odiamos todas sus faltas, somos intolerantes e intratables. No lo traicionamos, sino que empezamos a pensar que podemos hacerlo y sentimos que estamos perdiendo el tiempo. Es obvio: ya no lo amamos, no nos sentimos bien a su lado. Y probablemente tambi√©n sea as√≠ para √©l, pero tal vez por comodidad o una vida tranquila, parece revolcarse en la situaci√≥n. Definitivamente es hora de ponerle fin., al menos no para burlarse de nosotros mismos y de √©l.
  • Hay otro: irrumpi√≥ en nuestras vidas y la molest√≥. Nos golpe√≥ en el coraz√≥n. Nos hizo comprender que la relaci√≥n que est√°bamos teniendo con nuestro funcionario no era tan buena. La traici√≥n existe, y es m√°s frecuente de lo que pensamos, de hecho, a veces puede ser muy √ļtil. Vivir dos relaciones paralelas es dif√≠cil para el cuerpo y la mente, as√≠ como profundamente incorrecto. E incluso si el otro no es el hombre de nuestra vida, lo m√°s honesto es reconocer que ya no estamos enamorados y renunciar a nuestro novio.
  • Hay otro: Dif√≠cil para √©l haberlo confesado. Es mucho m√°s probable que nosotros fu√©ramos los que nos enter√°ramos. Algunos deciden emprender el camino del perd√≥n, pero no todos son capaces de hacerlo, y en cualquier caso depende de la gravedad del caso. A veces nuestro orgullo nos lleva a cerrar con √©l a pesar de las s√ļplicas y los arrepentimientos. Y a pesar de nuestro gran sufrimiento.

Como salir

Al salir de las modalidades hay principalmente dos: el violento y el civil. En el primer caso hay escenas, insultos y peleas. Con lanzamiento de objetos opcional. Ocurre sobre todo cuando hay traiciones, fuertes malentendidos y personajes ardientes. No hace falta decir: Es el modo m√°s traum√°tico pero quiz√°s m√°s cat√°rtico..

En el segundo caso, en cambio, discutimos, tal vez lloramos y nos desesperamos, pero se mantiene en las filas de la civilizaci√≥n. Todos pretenden comprender las razones de la otra (si solo existieran razones en el amor). En general, no es m√°s que una pantomima en la que los sentimientos m√°s desesperados son simplemente reprimidos. Pero a veces, tal vez, es mejor as√≠. En cierto sentido, una ruptura "civil" no es m√°s que el √ļltimo gesto de amor que se intercambia, y luego todos dejan su propio camino, incluso con un sabor amargo en la boca.

¬ŅC√≥mo se siente despu√©s de dejar a un hombre?

1 - como estas

¬ŅQu√© hacer una vez que lo hayamos dejado? En primer lugar, el destierro a la culpa: incluso si le hacemos da√Īo, estamos convencidos de que hemos tomado la mejor decisi√≥n. Y luego estar con una persona que no amas es lo mismo que burlarse de ella. Estar enfermo es inevitable: porque creemos que hemos lastimado a una persona que amamos, incluso si ya no la amamos, y luego porque con un ex tambi√©n se va. Un pedazo de nosotros, una persona con quien compartimos parte de nuestra vida. Y ni siquiera para los que lo dejan es f√°cil de superar.

2- como esta el

El orgullo masculino es algo rocoso y ciego, que enmascara una gran fragilidad. Los hombres, ya sabes, son "hecho de migajas, migajas / ese orgullo se mantiene", como nos reveló Mina en una vieja canción. El orgullo masculino lleva al hombre a ignorar la posibilidad de ser abandonado. Y cuando le sucede la herida es doble. Lo que has hecho a menudo por él es inadmisible, incluso si es racionalmente explicable, por lo que sus reacciones a menudo te parecerán exageradas. Probablemente desarrollarás un fuerte resentimiento hacia ti, que te parecerá injustificado. Sepa que no es así.

3 - La publicación.

Incluso si te dejas civilmente, o peor, "en amistad", debes saber que este no es el caso. Especialmente por el orgullo mencionado anteriormente. Pero tambi√©n por qu√© dejarse llevar por el sufrimiento, para ambos. Acost√ļmbrate a la idea de no ser parte del otro. Y mientras m√°s contactos tenga, m√°s dif√≠cil ser√° aceptar la idea de romper. Y luego, lo primero que debes hacer es separarte claramente por un per√≠odo determinado, no salir, tratar de ver lo menos posible, sin llamadas telef√≥nicas o libros de texto nost√°lgicos, incluso si tiene ganas de escucharlo solo para saber c√≥mo es.
Si puedes, ten la fuerza para resistir, usa el pu√Īo de hierro contigo mismo. El desapego es sano y fisiol√≥gico.

4- amigos?

Una vez que haya pasado el per√≠odo m√°s doloroso y problem√°tico, tambi√©n puede intentar reexaminarse, pero tenga cuidado, intente comprender si todav√≠a est√° atrapado de manera m√≠nima y si las heridas a√ļn est√°n abiertas. Generalmente aquellos que toman la decisi√≥n de irse, a pesar de estar enfermos, metaboliza el sufrimiento mucho antes, tambi√©n porque tuvo m√°s tiempo para acostumbrarse a la idea. Para los que quedan la paliza es obviamente m√°s fuerte. Entonces depende de usted entender si la amistad entre ustedes es posible. Sobre este tema hay varias escuelas de pensamiento, muchas de las cuales afirman que la amistad entre ex es definitivamente imposible o peor degenera en una relaci√≥n ambigua e insalubre, hecho de nostalgia, celos mal ocultados e interferencia indebida en la vida del otro. Seguramente todo caso es en s√≠ mismo. Nos limitamos a decirle que, incluso si su ex nunca ser√° su mejor amigo, recuperar una relaci√≥n civil, de respeto y respeto, aunque sea indiferente, no es imposible.

para recapitular

Todo lo que ayer parec√≠a estupendo e id√≠lico, hoy lo vemos con diferentes ojos: sus vicios y defectos adorables, si hasta ayer fueron defendidos con los pu√Īos apretados por nosotros, hoy se han vuelto intolerables y desatan nuestra ira despu√©s de dos segundos.. Si primero su forma de ser y sus h√°bitos nos inspiraron con amor y ternura, ahora lo m√°ximo que sentimos es molestia. De repente, viene un loco deseo de escapar, lejos de todo y de todos y, sobre todo, de √©l, el deseo de cambiar la vida, el trabajo, el hombre.

Los momentos de intimidad con √©l se vuelven cada vez m√°s raros hasta que casi desaparecen. y cuando nos permitimos, ya no lo vemos porque lo queremos, sino porque lo sentimos como un "deber" de hacer incluso a toda prisa. Preferimos pasar m√°s tiempo bebiendo un aperitivo con nuestro amigo, d√°ndonos un ba√Īo caliente de dos horas con una sesi√≥n de spa, una m√°scara, barro para hacerlo usted mismo en lugar de correr hacia √©l. Cuando estemos juntos si alargan los silencios, el di√°logo se vuelve casi nulo y nos sentimos casi inadecuados, enjaulados, nos gustar√≠a estar en otra empresa y en una situaci√≥n completamente diferente.

Todo lo que hacen las mujeres para hacerse querer: un libro y la opinión de un experto.

Otras veces puede suceder que el nuestra seguridad sobre lo que sentimos por √©l, comienza a vacilar y, a veces, nos encontramos charlando con amigos y familiares que pedimos. "¬ŅQu√© piensas de √©l?", "¬ŅC√≥mo nos ves juntos?", "¬ŅCrees que es el hombre adecuado para m√≠?" y as√≠ sucesivamente. Me parece obvio que cuando dos personas est√°n conectadas por un sentimiento o una cierta armon√≠a, no necesitan una confirmaci√≥n externa: es por esto que ante una situaci√≥n como esta es el caso para hacer un examen serio de conciencia y, despu√©s de haber comprendido Lo que queremos si es el caso dejar "el ataque sin piedad". ¬°Nuestra felicidad es lo primero! Finalmente nos dimos cuenta de que es el caso de reevaluaci√≥n Todo y va a conquistar lo que nos hace sentir bien. Cierra una relaci√≥n, ya sea una vida o unos d√≠as. nunca es facil, especialmente porque la culpa entra en juego, el miedo a lastimar al otro. Pero no olvidemos eso. arrastrar una historia ya muerta impedir√° la felicidad.

Cómo ser dejado por un hombre

Que decirle a un hombre que lo deje.

Obviamente, no estamos recitando un guión y, por lo tanto, no debemos repetir las cosas de memoria, sino tener ideas claras y poder responder a sus preguntas legítimas cuando nos pregunta "por qué", es lo mínimo. entonces pensamos cuidadosamenteHagamos un punto de la situación y tratemos de ser lo más honestos posible con nosotros y con él. Si es una historia sin importancia, podemos liquidarla con "ahora no tengo ganas de meterme en una historia seria", pero si es nuestro novio histórico, ¡esperará alguna justificación creíble! Solo si él siempre ha sido violento y agresivo, evitamos ser "demasiado" sincero sobrevolando, por ejemplo, si lo hemos hecho. toma la decisión, fue la aparición de una tercera persona!

A cada tipo su camino.

No podemos usar las mismas palabras con cada tipo de hombre porque no tendrían efecto y él no caería en la trampa:

  1. La tenaz: siempre ha estado pegajoso y en cada situación siempre trata de hacer la paz y encontrar la paz. Con él solo dos palabras, franca y decidida: "¡Se acabó!", Sin piedad.
  2. Lo felpudo: él es el que siempre nos ha satisfecho y quien siempre ha querido nuestro bien, listo para obedecer nuestras peticiones... ¡bien! Digamos que nuestra historia ya no nos hace sentir bien como solía ser y para no vernos sufrir, nos dejará libres.
  3. El narcisista√Čl est√° en el centro de su mundo. En este caso, debemos apuntar a su orgullo, dici√©ndole, por ejemplo, que no nos satisface sexualmente y que hemos estado muy decepcionados con respecto a nuestra ex. Herido, desaparecer√°
  4. El ni√Īo eterno: √©l nunca crecer√° y nunca asumir√° sus responsabilidades. Nos centramos en grandes proyectos, ni√Īos, matrimonios y huiremos aterrados.

Si queremos evitar el tete-a-tete, nada nos impide entregarlo. medios tecnol√≥gicos! Somos muy conscientes de que es una forma muy cobarde y escu√°lida, pero ¬Ņtenemos algo que perder? ¬°Podemos elegir la llamada telef√≥nica, el mensaje de texto, el mensaje en el contestador autom√°tico o una carta, papel o correo electr√≥nico!

Las mejores opciones para dejar a un hombre.

  1. La llamada telefonica: absolutamente solo, con ideas claras, digamos lo que tenemos que decir y escuchemos lo que él tiene que decir. Sin embargo, sin vacilar, determinado y determinado.
  2. Con un mensaje de texto: claro, coincidimos, componemos un "vernos ya no tiene sentido" y lo enviamos. Dependiendo de su orgullo, ni siquiera responder√°, pero si intenta llamar, evitamos responder.
  3. Después de que le hayamos dicho claramente que ya no queremos estar con él, que se acabó y que no queda nada por hacer, no estemos en absoluto estremecimiento, sino fríos, helados y sigamos por nuestra elección. ¡Hacernos ver vacilar nos abriríamos la brecha de la esperanza y haremos que vuelva al ataque! Hagamos un corte limpio y definitivo y no lo pensemos más.


Vídeo: Dejar a un hombre: 5 signos de que él no te conviene (amor tóxico)

ÔĽŅ
Men√ļ