Un Sitio Popular Para La Mujer Moderna, Lo Que Ayudará A Cualquier Mujer Sovoyu Cambiar La Vida Para Mejor

¿Cómo elegir la compañera perfecta?

¿Cómo elegir la compañera perfecta?: elegir

Puede suceder, incluso si no eres muy joven para buscar un compañero de cuarto, ¡descubrimos las sugerencias para encontrar a la persona adecuada!

Encuentra el compañero de cuarto perfecto

Cada vida tiene su propia implicación: sucede que se casa y vive feliz con la propia mitad o tal vez no se lleva bien y se va, o incluso no encuentra a nadie con quien cuota nuestras pasiones, emociones, vidas... y especialmente la casa! En estos casos, puede decidir compartir el espacio con otra persona, con una persona que podría, tal vez, incluso resulta ser un querido amigo! Si somos mujeres maduras en busca de un compañero de cuarto, aquí hay algunos consejos para elegir el perfecto.

Como renovar su casa gastando muy poco.

Paso 1: la investigación

Hemos decidido que es el momento adecuado para deja de vivir solo: buscar un compañero de piso será el gran paso. ¿Cómo hacerlo? Podemos sin duda poner anuncios en línea, en sitios específicos de búsqueda de hogares, teniendo cuidado de escribir en detalle nuestra situación y nuestra solicitud. Así que definitivamente Describiremos el espacio que brindaremos., los ambientes en el hogar, y la tipo de persona que estamos buscando también a nivel de personaje. ¡Ser escrupuloso es fundamental!

Si somos tímidos y no sabemos cómo tratar con el recién llegado para la entrevista, puede ayudarnos. escribiendo una hoja con algunas preguntas eso sin duda nos revelará todo lo que necesitamos saber para darle la bienvenida a esta persona en nuestra casa: en primer lugar, le pedimos que trabaje, dónde viví y que nos cuente algo sobre ella. Esto servirá para romper el hielo de ambos lados, evitando sorpresas inesperadas después y para conocernos mejor.

Paso 2: la entrevista.

Una vez que las respuestas y solicitudes comiencen a llegar, por favor tengamos una entrevista y sentémonos frente a la persona para conocerla al menos un poco y entender quién está frente a nosotros. Recordemos que esta persona vivirá con nosotros, así que asegurémonos de que se parece a nosotros, es decir, que tiene nuestras mismas necesidades, que sea respetuoso de nuestros espacios. y acepte nuestras solicitudes, ya que sería difícil convivir con alguien que nos cause problemas. Ofrecer una taza de café o té nos ayudará a comprender mejor a la persona con la que estamos tratando.

Sin duda, será importante considerar a la persona con la que es más probable que seas un compañero de cuarto. comparte nuestros hábitosQuien está más dispuesto a satisfacer nuestras necesidades. estilo de vida: en común tendremos una casa... la nuestra! Asegurémonos entonces de que tiene Un trabajo que te permite pagar la renta., que es una persona tranquila y un camino y, sobre todo, que cuidar la higiene personal, como nosotros: es malo decirlo, pero cuando compartes una casa con un extraño, es bueno tener los mismos cánones y filosofías de pensamiento... sobre todo acerca de la limpieza!

Recordemos también, una cosa fundamental: El primer impacto es lo que cuenta.. En general, la primera sensación que tiene cuando conoce a una persona es la correcta, por lo que si no le gusta a primera vista, descartémosla sin dudar para la próxima cita, definitivamente más afortunada.

Paso 3: prepararse para vivir juntos

También lo dejamos claro desde el principio. Tiempos de uso de los espacios singulares., limpieza, compras, etc., y define cuidadosamente todo para evitar malentendidos y malentendidos despues De esta manera podremos ver cómo reaccionará nuestro posible compañero de habitación a nuestras peticiones: si tenemos suerte, podremos encontrar un nuevo amigo, amable y bien dispuesto que compartirá con nosotros parte de nuestra vida. Si entonces compartimos pasiones como el cine, teatro o música, aún mejor: podremos organizar agradables salidas y pasar tiempo juntos que sin duda nos traerá beneficios a la convivencia.


Vídeo: ¿Cómo Elegir Tu Pareja Para Toda La Vida?


Menú