Un Sitio Popular Para La Mujer Moderna, Lo Que Ayudará A Cualquier Mujer Sovoyu Cambiar La Vida Para Mejor

Se viste mal: ¿qué hacer?

Se viste mal: ¿qué hacer?: hacer

¿Qué hacer si tu es un hombre incurable? Aquí le indicamos cómo actuar suavemente para corregir la situación y cómo comprender cuándo es el momento de rendirse.

Se viste mal: ¿qué hacer?

Él se sienta y sale El esbelto elástico del slippone. comprarlo con devoción de su madre.
Desde el dobladillo inferior del pantalón salta. el calcetín de esponja blanco usado (vade retro satan !!).
En el verano, deambula por ahí con camisas de manga media con la horrible media manga y media manga ajustada.
Desconoce totalmente el concepto de jeans de cintura baja, y la parte superior (llamémoslo así) de sus pantalones toca la axila peligrosamente.
En resumen, hay muchas ocasiones en las que quizás te haya pasado horrorizar frente a ciertos atuendos de tu amable consorte. Algunos de ustedes pueden objetar con cinismo motivado que el error está en la raíz: ¿Cómo te comprometes con un doctor mal vestido? ¿Cómo lo notan, presionan un botón, asisten y luego comienzan una historia con un tipo malo? Se necesita sangre fría, ¿no te parece? Ciertas cosas pasan inmediatamente.

Algunos románticos también pueden argumentar que el amor es otra cosa. Y que cuando te suceda tu Señor Grande, tal vez no prestes demasiada atención (al menos inicialmente) a los pantalones de las axilas. Eso frente a quien te mira a los ojos de esa manera y te da mucho, el aspecto físico (y por lo tanto también la mirada) pasa definitivamente al fondo.
En resumen, es inútil cuestionar cómo te encontraste al lado de un hombre mal vestido, no importa establecer el verdadero grado de malvestitismo del niño (podría ser leve o peor evidente). El hecho es solo uno: ahora tienes que correr para cubrirte. ¿Cómo hacerlo?

Consejos más o menos velados.

Si crees que se lastima, no lo conviertas en un misterio. Es inútil sufrir en silencio y sentir que mueres al ver la décima combinación impensable que mortifica su cuerpo, en absoluto, no está mal. En estos casos es mejor usar la franqueza primero. Por supuesto, no tienes que ir a él y decirle que su ropa apesta. Incluso un poco de tacto puede ayudar.
Más bien, dígale, de manera tranquila pero franca, que no es exactamente un experto en moda. Que si solo le prestara atención a algunos detalles sería mucho mejor. En resumen, ve allí con cuidado. Escóndalo de la camisa antiestética, muéstrale lo bien que está sin quitarse los pantalones debajo de las axilas. deje que él tocar con la mano Cuanta más atención lo hace más agradable. En los casos menos graves, muy poco es suficiente, y probablemente él será el primero en estar de acuerdo con usted.

Regalos interesados

Otra dulce cura es la de los regalos. Comienza por comprarle un par de zapatillas de deporte frescas, pero no demasiado, un par de jeans sobrios pero decentes, un suéter simple pero elegante. Aprovecha un cumpleaños, un aniversario o acompáñalo para ir de compras, guiando sus elecciones. Tenga en cuenta que si es un tipo duro, tendrá que sudar siete camisas. Pero probablemente valdrá la pena.

Investigar influencias externas.

Mientras actúas más o menos suavemente sobre su ropa, incluso puedes encontrar sorpresas desagradables. No estamos hablando del golf con punta de mierda que ya había salido en los años 80, y mucho sobre las pilas de trekking que insiste en usar para los aperitivos (¡argh!). Estamos hablando de la fuente primaria de todo esto. Es decir: ¿De dónde vienen los horrores de su vestuario?
El peor descubrimiento que podrías hacer es que todo eso viene de no menos que de mamá. Es ella quien le compra los calcetines de felpa blanca y las slippons en stock. Ella es la culpable. Y es probable que sea un mamón. Absolutamente tienes que trabajar para romper esta influencia malvada.

Remedios extremos extremos.

Si es realmente incorregible, la única solución efectiva es fingir encender un cigarrillo en su habitación y tener la oportunidad de prenderle fuego a su guardarropa sin piedad. Pero piénselo, la piromanía es un crimen, sin mencionar que corre el riesgo de incendiar todo el vecindario, lo cual no es bueno en absoluto. Sin mencionar que frente a la destrucción física de su vestuario, podía reaccionar comprando otros artículos igualmente horribles e impensables.
Todo esto para decir que en realidad la única solución es una: no importa. No pienses en ello. Si realmente lo amas, seguramente tendrá muchas otras cualidades. Si, por otro lado, esta historia de ropa se vuelve esencial para que arruines tu sueño, quizás también debas reconsiderar tu relación...

Vídeo: ¿Por qué la gente se viste mal?


Menú