Un Sitio Popular Para La Mujer Moderna, Lo Que Ayudará A Cualquier Mujer Sovoyu Cambiar La Vida Para Mejor

Coquetear sin traicionar jamás: aquí están las 5 reglas

Coquetear sin traicionar jamás: aquí están las 5 reglas: aquí

Coquetear sin traicionar es posible, sobre todo porque el coqueteo es completamente diferente de la traición y se puede hacer permaneciendo fiel y sin lastimar a nadie: es un juego, y como todos los juegos, los participantes deben ser conscientes de que esto es una ficción.

Coquetear sin traicionar: las reglas.

Con él, todo comenzó así: miradas cada vez más intensas y guiñadas, bromas cada vez más intrépidas y traviesas, y esa deliciosa sensación de sentimiento deseado y terriblemente sexy. Sí, con tu novio, pareja o esposo actual, todo comenzó con un flirteo. Sin embargo, a medida que pasan los meses o los años, su actitud coqueta se ha borrado, así como su actitud. conquistador. ¿Sientes la falta de esa emoción especial que solo el coqueteo puede dar? Así que no te rindas.

Sé la mujer de un hombre con muchos amigos.

Coquetear es completamente diferente ser traicionado, y se puede hacer permaneciendo fiel y sin lastimar a nadie: es una juego y como todos los juegos, a los participantes se les asignan roles y todos son conscientes de que esto es una ficción. Y aporta reglas. ¡Aquí están las reglas para coquetear mientras permaneces fiel!

Coqueteo sí, pero con moderación

Cada uno de nosotros tiene un personaje diferente y una manera diferente de bromear y ser un búho. Hay quienes juegan mejor que la carta de la dulce e ingenua princesa, y quienes apuestan todo en una complicidad de vestuario con el otro sexo. Sea cual sea tu estilo de flirteo, ten en cuenta siempre límites que no deben superarse. Es correcto mimar tu ego sintiéndote deseable, pero no es correcto faltarle el respeto a tu pareja o a las personas con las que sales.

Elige a las personas con las que ligar

El coqueteo es un arte, además de saber elegir a las personas con las que es apropiado hacerlo ya las personas con las que es decididamente desaconsejable. Es bueno coquetear con colegas y amigos que saben que no tienes motivos ocultos, o con desconocidos desconocidos con los que no habrá seguimiento; No es bueno coquetear con personas que puedan tener sentimientos hacia ti o con personas con las que tienes una relación de trabajo desigual (tu jefe, por ejemplo).

Ten cuidado con las alarmas

Si nota que el coqueteo no se limita al momento exacto en que se lleva a cabo, sino que pasa horas pensando en los chistes maliciosos intercambiados con su colega durante la hora del almuerzo, o que el intercambio de mensajes de texto con su amigo está tomando una decisión. un poco demasiado provocativo, para y piensa. ¿Es tu deseo jugar solo o es un deseo más? Si te das cuenta de que en lugar de coquetear es un enamoramiento, quizás algo no funcione en tu relación como pareja.

Acepta que tu también coqueteas

Asegurándonos de que el coqueteo, si se hace a la ligera y sin mayores implicaciones, es inofensivo (y puede revitalizar la atracción hacia la pareja, haciéndonos recordar las razones que nos llevaron a elegirlo), debemos aceptar que No somos los únicos que tenemos derecho a hacerlo.. Si podemos (y queremos) coquetear, incluso nuestro socio debe poder hacerlo, sin ser objeto de interrogatorios inquisitoriales y acusaciones de traición. ¡A menos que sospechemos que no estás siguiendo nuestras propias reglas!

Coqueteando... con tu el!

¿Y si, en lugar de buscar en otro lado miradas y palabras que nos confirman lo bellos y brillantes que somos, buscamos estas confirmaciones de la persona que tenemos al lado? A menudo, la rutina lleva a darnos por sentado y a mirarse a uno mismo con ojos ligeramente opacos. Intenta sentarte a la mesa con él y compórtate como si fueras a seducirlo por primera vez: juega con miradas, sonrisas, palabras. ¡Verás que él estará feliz de jugar y que tendrás menos necesidad de leer las reglas hasta ahora!

Vídeo: Razones para NO ser la amante de un hombre casado | Terapia de pareja


Menú