Un Sitio Popular Para La Mujer Moderna, Lo Que Ayudar√° A Cualquier Mujer Sovoyu Cambiar La Vida Para Mejor

El decomiso de la responsabilidad parental.

El decomiso de la responsabilidad parental.: parental

La responsabilidad de los padres se puede perder si el padre no puede asumir la responsabilidad

Pérdida de responsabilidad parental

al papel de padre y madre El que est√° definido est√° conectado. responsabilidad parental, o el conjunto de poderes de decisi√≥n atribuidos con referencia a la atenci√≥n yeducaci√≥n de ni√Īos menores Descendientes del v√≠nculo emocional que une a padres e hijos. La venida menor o inexistente en el origen de la Presencia moral y material constante del adulto. de referencia en la vida del ni√Īo puede llevar al sufrimiento en lo peque√Īo y puede llevar, en los casos m√°s graves, a cesar la responsabilidad parental por intervenci√≥n del Poder Judicial.

Custodia de los hijos al padre.

Art√≠culo. 330 c.c. que gobierna el decomiso de dicho poder, encuentra su fundamento en el derecho del ni√Īo crecer en un entorno adecuado para el desarrollo de la personalidad, ser amado, cuidado, educado y educado, as√≠ como el mantenimiento de los padres.

En particular, la autoridad judicial puede Declarar el decomiso de responsabilidad. si el padre o madre (o ambos):

  • violar o descuidar las tareas de mantenimiento, educaci√≥n, educaci√≥no si Eliminar de la obligaci√≥n de asistencia y mantenimiento., incluso alcanzando el abandono, o, nuevamente, no presta atenci√≥n a las necesidades del ni√Īo, desinteresado en ello;
  • abuso de los poderes relativos (por ejemplo, en la hip√≥tesis de maltrato, abuso de los medios de correcci√≥n con violencia f√≠sica o psicol√≥gica);
  • mantener tal comportamiento de Afectar el crecimiento equilibrado del ni√Īo. (pensar en el caso de un padre adicto a las drogas).

Siendo un medida extremadamente seria - tomado en Petición de uno de los padres, familiares. o del Fiscal - Esto solo puede ser adoptado cuando hay un Peligro real para la integridad psico-física. Del menor y solo cuando en realidad corresponde al interés del mismo.
Tras la sentencia de decomiso, El poder de decisi√≥n sobre los hijos cesa para el padre y la elecci√≥n en t√©rminos de cuidado y educaci√≥n. Sin embargo, a diferencia de lo que te pueden hacer pensar, no se dice que haya una interrupci√≥n de las relaciones entre ellos.. De hecho, consider√≥ que Los sentimientos que unen las fiestas. pueden representar un importante recurso psico-afectivo para el ni√Īo, son Siempre posibles visitas con el ni√Īo., a menos que el juez haya ordenado la expulsi√≥n de la residencia familiar (por ejemplo, en caso de maltrato, abuso, adicci√≥n a las drogas, etc.).
Agregue a esto que el El padre ca√≠do queda obligado a pagar el mantenimiento. hacia la descendencia. Por el contrario, en presencia de una disposici√≥n de decomiso, si el padre o la madre est√°n privados de los medios de subsistencia, El ni√Īo ya no tendr√° que pagar la comida en su favor.. Adem√°s, en materia de sucesi√≥n, se ofrece la posibilidad de que el ni√Īo y los siguientes descendientes excluyan de la sucesi√≥n al padre ca√≠do declarado.
En cualquier caso, cuando las causas que llevaron al decomiso dejan de existir y, una vez comprobada la existencia de un prejuicio contra la descendencia, el Juez puede reintegrar al padre en la responsabilidad. Finalmente, se√Īalamos que nuestro sistema legal contempla, en el caso de que ocurran situaciones de gravedad limitada, pero, en cualquier caso, en detrimento del ni√Īo, intervenciones simplemente limitando la responsabilidad.

En estos casos, cuando las deficiencias o errores de los padres no son tales que comprometan el ejercicio de la paternidad, la Autoridad Judicial puede adoptar prescripciones o limitaciones destinadas a apoyar al padre o la madre en el ejercicio de sus funciones y, por lo tanto, eliminar la situación de prejuicio, por ejemplo a través deintervención de servicios sociales Territorialmente competente (con visitas domiciliarias, preparación de programas terapéuticos y despacho de operadores).
Por elAbogado Francesca Maria Croci


Vídeo:

ÔĽŅ
Men√ļ