Un Sitio Popular Para La Mujer Moderna, Lo Que Ayudar√° A Cualquier Mujer Sovoyu Cambiar La Vida Para Mejor

Pelea en parejas: los motivos cl√°sicos.

Pelea en parejas: los motivos cl√°sicos.: motivos

Usted discute sobre las palabras, el olvido o los celulares. Aquí están las razones más frecuentes para la discusión en un informe. Y alguna solución radical...

Pareja peleas motivos cl√°sicos

Discutir es una de las certezas de una pareja. Si eres uno de los que nunca sonr√≠en detr√°s de nosotros, eres una excepci√≥n extraordinaria. Estas son algunas de las razones m√°s frecuentes de discusi√≥n en un informe, los cl√°sicos que todos hemos experimentado tarde o temprano. Ciertamente otros vendr√°n a la mente, porque nunca hay un final para la pelea. O tal vez s√≠, con un poco de compromiso y sentido com√ļn. Aqu√≠ est√°n las 6 razones de culto para la pelea en parejas.

Cómo sabotear la relación de pareja... sin darte cuenta.

1) La memoria de la lombriz: cuando se olvida de todo.

√Čl siempre olvida el d√≠a de tu aniversario. Se necesitar√≠a un cerebro justo encima de la monoc√©lula de una lombriz de tierra para fijarse en la cabeza una fecha por a√Īo. Sin embargo, √©l se olvida r√°pidamente. Cuando tiene que darte un regalo, entra en crisis porque a pesar de haberte conocido durante 5 a√Īos, tus gustos no est√°n claros. Y si le pides un favor. tel√©fono y √©l responde "s√≠, s√≠", est√°s seguro, ni siquiera escuch√≥ una palabra tuya.

¬ŅEs como sus orejas, o tal vez su cerebro? - Se cerraron con dos papas enormes, pegadas con sellador de silicona. El prototipo de la hombre sin atenci√≥n Salta al primer lugar en la lista del comportamiento detestable de un hombre. Con √©l las peleas son diarias porque no pasa un d√≠a que no ignore ninguna de sus necesidades y no olvide las cosas fundamentales para usted.

Su frase clásica: mira lo que te equivocas, no me lo dijiste Podría decir que cree en el calendario chino para justificar su olvido. Estrategia: darle un gran Moleskine o un secretario sueco que le recuerde los eventos más importantes, cruzando sus largas piernas.

Siempre peleando

C√≥mo entender si es el hombre equivocado (7 im√°genes) C√≥mo saber si es el hombre equivocado: averig√ľemos cu√°les son las se√Īales que nos dicen si es el hombre equivocado (fuente: iStock)

2) Familiares de serpientes: cuando en medio hay mam√°.

La pareja es un organismo de dos cabezas que flota en el aire apoyado en un equilibrio maravilloso pero a menudo inestable. A√Īadir elementos externos a laecosistema de pareja A menudo genera problemas. Especialmente si los exteriores en cuesti√≥n son madres mammon que nunca nos ver√°n porque les trajimos la suya. amado ni√Īo en el camino de la fornicaci√≥n o porque nuestra lasa√Īa nunca ser√° tan buena como la de ellos.

Las familias de hoy en d√≠a, m√°s modernas, ampliadas y en sinton√≠a con los tiempos, representan cada vez menos. obst√°culo para la pareja. Pero podr√≠a quedar atrapado en la excepci√≥n. En este caso, si estamos tratando con parientes intrusivos, es una buena idea colocar estacas inmediatamente. Si no se toma el tiempo, el riesgo de que los problemas se vuelvan cr√≥nicos es muy alto. Y en ese caso, solo sale con una peque√Īa √ļlcera. O un buen divorcio

3) Palabras, palabras, palabras: cuando hay un problema de comunicación

Comunicación - Ausente, fracasado, enloquecedor - es un árbol de hoja perenne en términos de peleas. Discute porque no escucha, porque no queda nada que decir, porque a uno de los dos miembros de la pareja le gustaría hablar durante horas (generalmente a ella) mientras que al otro le gustaría dormir (generalmente a él). Hablar es Una de las actividades favorecidas por las mujeres y una de las más temidas u odiadas por los hombres.

Como si eso no fuera suficiente, hablar puede ser una de las armas m√°s peligrosas para herir. Cuando en una pareja las palabras se utilizan para hacer tan bien como para decir (para hacer que las personas se sientan culpables, para hacer da√Īo, para hacerles pesar, para poner en dificultad o para descalificar) los di√°logos se convierten en rocas y bombas de tiempo. Si cruzas la l√≠nea de la di todo lo que se te ocurra (malas palabras, reclamos, insultos pesados) la no devoluci√≥n est√° asegurada. En estos casos hay pocas soluciones. O la m√°quina que borra la memoria. O un cambio sentido y radical. Y tal vez una balanza.

4) Un monstruo de ojos verdes: cuando hay demasiados celos

El gusano verde de los celos mastica despiadadamente las dulces rosas del amor. Los celos - Nos guste o no admitirlo - realmente no tiene mucho que ver con el sentimiento, sino con la posesión. A menos que haya razones más que justificadas: está seguro de haber hecho una traición o de inmediato, la confianza mutua se ha resquebrajado por razones reales y serias: los celos son a menudo un fantasma desagradable que chupa fuerzas amor.

En el nombre de los celos, puedes argumentar una mirada, una ex, un pensamiento. En este caso, cuando no hay confianza, no hay deseo de abandonar, cuando uno vive en control, cuando todo requiere explicaciones y todo corre el riesgo de arruinar todo, la relación en sí misma está en la balanza. Y las discusiones, generalmente pesadas e interminables, no tienen solución.. Además de eliminar al monstruo (investigador privado o una buena dosis de confianza, la elección es tuya)

5) S.M.S: cuando est√°bamos mejor sin

Desde que el tel√©fono m√≥vil se ha convertido en una parte integral del organismo humano, al reemplazar los pulmones en importancia, ha estallado en las relaciones. una epidemia de peleas. Las disputas debidas al tel√©fono m√≥vil se dividen en diferentes tipos. Lucha por: demasiado tiempo empleado en el tel√©fono, mensajes recibidos en mitad de la noche, mensajes extra√Īos encontrados en el simulador, tonos de timbre que no est√°n muy de moda.

Y otra vez: porque en tu protector de pantalla no est√° el nuestro. foto, tienes m√°s hombres o m√°s mujeres en la gu√≠a telef√≥nica, con quien lo hiciste t√ļ y yo antes que yo. Y nuevamente: ¬Ņtienes derecho a mirar el tel√©fono de tu compa√Īero? Si miras el tel√©fono del compa√Īero, ¬Ņtienes que admitirlo o negarlo? Quer√≠a el modelo de tel√©fono de mi compa√Īero. Podr√≠a seguir durante horas, porque desde la A de ausencia de campo a la Z de zozzerie est√° escrito en los mensajes., El tel√©fono m√≥vil es un bolsillo por motivos de discusi√≥n. En este caso, el viejo adagio es realmente cierto, fue mejor cuando era peor (y sin sim).

6) No levantes esa tableta: cuando la pelea vive contigo

Las peleas entre las paredes dom√©sticas son tan frecuentes como los accidentes con los cuchillos y el secador de pelo. Es suficiente que uno de los dos socios est√© un poco ordenado y que el otro medio est√© desordenado la guerrilla psicologica con recriminaciones de aspiradoras y calzoncillos dejados en exhibici√≥n en el piso. Incluso cuando hay un cierto equilibrio entre los dos compa√Īeros, ni Furio ni Conan el B√°rbaro, hay dioses. topos domesticos Lo que desatar√° su mutua ira.

El ba√Īo en este caso es una zona franca. Siempre deja la tableta levantada, cuando te dice bien sin decorarla con contenidos (ver pip√≠ fuera del borde). Te quedas en el ba√Īo durante horas, y ni siquiera entend√≠ qu√© diablos hace una mujer durante tanto tiempo en el ba√Īo. Abandona la ducha a sus extensos pelos negros, invade el fregadero con rayas de barba y no puede cerrar el tubo de pasta de dientes incluso si tuviera una par√°lisis en las manos cada ma√Īana. Usted invade las perchas de ropa improbable y olvida los objetos femeninos e √≠ntimos que se exhiben cuando su jefe est√° cenando. En este caso solo hay una cosa que hacer: construir dos ba√Īos


Vídeo: 8 Razones por qué nunca debes vivir en pareja

ÔĽŅ
Men√ļ